BCT

Dirección Financiera

Externalizar la dirección financiera es una tendencia que está en auge. Sin importar el tamaño de la organización.

 

Con ello la empresa consigue:

 

  • Flexibilidad y ahorrar en costes.

  • Optimizar el flujo de caja.

  • Tener una planificación estratégica de los recursos financieros.

  • Elaborar un presupuesto anual con sus respectivas revisiones semestrales con el propósito de ayudar al negocio a evolucionar y crecer.

  • La empresa puede focalizarse en otros ámbitos donde sea más necesario para el crecimiento de la misma.

  • Control de la contable, costes, seguimiento presentación impuestos.

  • Se responsabilizará de los problemas financieros que puedan surgir, buscando la mejor solución para la compañía. 

 

Debemos remarcar que externalizar la dirección financiera no significa que la empresa se desvincule del departamento financiero.

Contar un asesor financiero que nos proporcione información veraz y nos respalde con su experiencia, nos ayudará a tomar mejores decisiones.